Estás acá
Portada > Reviews de Eventos > El medioevo llegó a Pacheco! (Feria Medieval Purísima Concepción)

El medioevo llegó a Pacheco! (Feria Medieval Purísima Concepción)

Fallback Image

Vísperas del día del niño, y, ¿qué mejor manera de celebrar para el pequeño que todos llevamos dentro que una feria medieval? Llegamos entonces a la parroquia Purísima Concepción, donde Tríada del Norte organiza su primera feria. Transportarse a un entorno de película épica no es díficil estando a espaldas de la iglesia, en un parque donde es fácil guardarse del sol gracias a los árboles, y, para gusto de quien escribe (y de varios de los presentes) una mezcla de músicas entre épicas, folkmetaleras y tradicionales amenizando los oídos…
Igualmente, antes de llegar un jóven  cruzado nos ofrece un panfleto presentando el evento. Es que si bien adentro tenemos un mundo medieval, afuera pasan muchos autos y gran cantidad de gente, todavía buscando regalos para los festejos de mañana y entonces, esta delegación de caballeros se dedicará a la tarea de “conquistar” al público moderno e invitar a quienes lo deseen a pasar un rato. Entremos, entremos que ya es pasado el mediodía y el hambre empieza a apurar. Y para todos los que, como nosotros, disfrutan estas ferias tanto por el ambiente y su gente como por los sabores, los puestos con artesanías bebibles y degustables (que se mezclan con sus pares no alimenticios), ofrecerán una maravilla tras otra. Mientras disfrutamos de una delicatessen de chocolate con pimienta y vemos pasar algún vikingo con su plato de guiso (sí, otra vez me perdí la comida medieval), les comentamos las próximas ferias, tal como se anunciaron en el micrófono (pero sin la incomparable presentación de Silvara y Nieves): el 8 de septiembre se viene “Cultura medieval en Caballito” y el 19 de octubre la tercera exposición en la Tierra Media de Earlinde, con la incorporación de la recreación medieval.
Ahora sí, volvamos a la feria que nos ocupa hoy, que los caballeros estan dispuestos a comenzar la lucha. Bajo la atenta dirección de Nordal, quien recomendó a los competidores mantener el ánimo festivo de la jornada, las luchas “rojo contra negro” comienzan entre los gritos del público. Esta vez no seran los clásicos mensajes de aliento, o el “quiero sangre!!!” que escuchamos habitualmente, sino un aliento real por cada participante, venido desde los mas pequeños (no quiero decir niños, porque, a esta altura creo que todos los participants de la feria lo somos un poco). Así veremos a los caballeros quejarse por no recibir aliento, e incluso ir a plantear a los presentes: “vení vos aca! sabés lo difícil que es estar acá y que no te alienten?”. Risas mediante, los puntos se van anotando con banderitas rojas y negro (a tono con los colores distintivos de los organizadores).
Volvamos a la feria, pero esta vez, en lugar de pasear atentos a los puestos de comidas, veamos que mas encontramos. Como hubo muchos puestos no vamos a detallar uno por uno, pero podríamos haber salido completamente vestidos, con accesorios y joyas a tono, y encima con regalitos para los festejos del domingo! (regalitos aptos para todo público, porque encontramos desde espadas hasta libretas, y también duendes y jarros de cerámica… ya les dije que me quedé con ganas de seguir comiendo?)
Pero no solo de puestos y luchas vive el pueblo medieval, y es entonces donde la música y la poesía hacen su entrada: El Arpa Errante presentará su versión de la leyenda “El caballero del barril” acompañado esta vez por las melodías que improvisan los músicos con quienes comparte el escenario, en uno de los laterales del parque. Quien no se haya emocionado con el relato… Y otra vez, el viaje en el tiempo, mientras la historia fluye, y vemos como va interesando a quienes se reparten en los bancos dispuestos en semi circulo y nosotros creemos que no puede ser que estemos en 2013, y que esto sea solo un rato de nuestro fin de semana.
Tras el momento poético volverá la lucha, esta vez para que veamos como los guerreros caen de a varios, dedicándose algunos a tomar el poco sol que todavía queda. Ya no quedan dudas de que los niños que se sacaron fotos con “princesas” y caballeros no son los mas felices del lugar, y antes que la feria termine, mientras los curiosos se van yendo y solo quedan los habitués, se improvisa una ronda donde todos bailan y saltan. La fiesta está completa y solo nos queda volver a nuestra cotidianeidad. En mi caso, esperar el 15 en una avenida tan transitada como microcentro en hora pico… Definitivamente me faltó hidromiel (no porque no hubiera variedad para elegir) para soportar esta vuelta a la normalidad, pero saber que falta poco para la próxima ya alivia un poco el viaje!

 

Crónica: Cecilia DP
Fotos: Fran Michel

[fbphotos id=613371615374885]

 

Ayala Gaby
Ayala Gaby

Fotógrafo / Periodista / Productor de Radio / Padre de familia / Macho proveedor / Irresponsable de la dirección de Noche Bastarda desde Junio del 2006 / Ramonero / Freak.

http://nochebastarda.com/
Arriba