Estás acá
Portada > Reviews de Eventos > Que nos dejo el primer recital de Coldplay

Que nos dejo el primer recital de Coldplay

Fallback Image

Spoiler Alert: Que nos dejo el primer recital de Coldplay

Después de mucha expectativa el 31 de Marzo se vivió en el Estadio Único de La Plata el primer recital de toda la gira mundial de “A Head Full of Dreams” de Coldplay, banda que no tocaba suelo argentino desde su brillante recital del año 2010 en River durante el marco de lo que fue su gira “Viva la Vida”.

Coldplay_191_Ph_Beto_Landoni

Las puertas del Estadio se abrieron a las 16 horas, y alrededor de las 18 ya había bastante gente dispuesta en el campo y se llenaban de a poco las plateas. La ansiedad iba creciendo a medida que pasaba el tiempo y caía la noche mientras aparecían las bandas soporte: la argentina Hana, y la telonera Lianne La Havas quien deslumbró a todos con su dulce voz y un cover de Say a Little Prayer.

El concierto comenzó a las 21.15 cuando bajaron las luces del escenario principal y se empezó a escuchar una cortina de música clásica. Así Coldplay salió a escena para tocar su primera canción de la noche, A Head Full of Dreams, mientras el público se volvía loco entre fuegos artificiales, humo y explosiones de polvo de colores rosa, rojo, amarillo y verde. A continuación vino Yellow donde -como suelen hacer en todos su recitales- las luces se pusieron amarillas en su totalidad mientras la gente coreaba la letra de esta tan esperada canción que sorprendió a varios tan al comienzo del show.

Como fue dicho por la banda en declaraciones pasadas, este Album fue pensado para ser tocado en vivo y a lo grande. Por eso mismo hubo una gran puesta en escena: desde las pantallas donde se proyectaban imágenes psicodélicas coloridas y mandalas, sumado a los fuegos artificiales, los arreglos de flores dispuestos sobre todo el escenario y como cortina, junto con el humo y el juegos de luces que hubo en casi todas las canciones. Crearon una atmosfera alegre y contagiosa durante todo el recital. La novedad de la noche sin duda fueron las pulseras que se entregaron a las personas antes de entrar al estadio, que mediante un sistema de sensores prendían luces led en momentos determinados del concierto tiñendo el lugar de multicolor, o simulando un cielo nocturno de constelaciones en canciones ya planificadas.

El escenario principal estaba conectado a una larga pasarela con una plataforma al final, que llegaba hasta la mitad del campo y a través de la cual Chris Martin y la banda caminaban sin cesar desde una punta a la otra, haciendo que incluso el cantante bromeare al referirse a  ellos mismos como “the walking band”. Sobre ella tocaron algunas de sus canciones, como el momento acústico de Green Eyes, tema elegido por Coldplay a través de solicitudes que los fans subieron a Instagram.

Dentro de los clásicos infaltables estuvo Clocks donde el público coreó junto los primeros acordes de la canción mientras el escenario desplegaba un juego de luces que parecían lasers rojos por doquier. Pero sin duda una de las ocasiones más emocionantes de la noche se vivió durante la interpretación de Fix You donde las 50.000 personas que se encontraban en el Estadio Único cantaron unidos a todo pulmón la letra de la canción mientras las pulseras se prendían de color blanco, haciendo que todo pareciera un cielo estrellado. Fue tan mágico que al finalizar ese tema el frontman de la banda le dio las gracias al público por que había sonado hermoso.

Luego, hubo un pequeño homenaje a David Bowie en el cual entonaron Heroes mientras las pantallas plasmaban el momento de la performance en blanco y negro. Y para salir un poco de esa situación tan emotiva, la fiesta siguió con el ansiado tema Viva la Vida que ya se ha convertido en uno de los estandartes de la banda y en el cual nuevamente se bailó y se hizo pogo. Ese clima de felicidad continuo con Adventure Of A Lifetime donde Chris, hacia el final de la canción, dio la consigna para que todo el público se agachara y a la cuenta de tres rompiera en salto durante el último estribillo, causando descontrol y euforia entre los presentes que rebotaban dentro de una marea de luces multicolor en la oscuridad.

Coldplay_240_Ph_Beto_Landoni

El show ya culminaba cuando Coldplay tocó A Sky Full Of Stars donde nuevamente se vivió la psicodelia de los lasers y el confetti que cayó desde el cielo con forma de estrellas. Y finalmente, después de dos horas de recital, el gran cierre fue con la conmovedora canción que dice “I know we’re gonna get it, get it togetherUp&Up que unió al público con mucho color y pirotecnia. Luego Chris, Guy, Will y Jon se acercaron al borde del escenario y abrazados saludaron al público enloquecido, haciendo una reverencia. Incluso antes de irse completamente de escena Chris Martin se agachó y besó el suelo, señalizando algo que ya había dicho durante el recital: que les encanta venir a tocar a nuestro país.

El ambiente que se vivió el 31 de Marzo en La Plata fue de gran felicidad y euforia. Fue un show que dio tanto para bailar como para dejarse llevar por la música, por momentos más arriba y con canciones más emotivas, mostrando la versatilidad de la banda. La atmosfera colorida de la noche contagió cada rincón del Estado Único, haciendo de este un recital digno de presenciarse desde cualquier lugar, ya sea en el campo con la banda cerca, o desde las plateas para apreciar el panorama y la puesta en escena. Lo que se vivió dentro del estadio fue más que un recital, fue un show por completo.

Texto: Tamara Aszenmil
Todas las fotos: Beto Landoni – Gentileza: T4F Argentina

 

 

 

 

Tamara Aszenmil
Tamara Aszenmil
Fueguina de nacimiento. Porteña de corazón. Estudiante de Comunicación Social. Un día sin música es un día perdido.
http://nochebastarda.com/
Arriba