Estás acá
Portada > Cine y Tv > Logan: Su momento ha llegado

Logan: Su momento ha llegado

Fallback Image

LOGAN

Hace algunos días el Mago de Oz sentado tras la silla de @Noche_ Bastarda arrojo en la cuenta de Twitter una simple pregunta…  Quien pensás que puede llegar a ser un buen Wolverine

Y acá estoy pensando en eso…

Resulta ser que el viernes 03/03 tope los fríos hielos contra mi barbilla para dejar en cero el vaso de algún refresco de cola, anuncie las 22:00 hs en mi teléfono móvil y tome bruscamente a mi acompañante del brazo. Nada podía ni debía salir mal. Debíamos estar en esa sala, llena de transeúntes ansiosos, abriendo paso entre el abultado piso de alfombra de la sala y a las 22:15hs la última interpretación de Hugh Jackman paso ante nosotros.

La película cuenta con el guion de David James Kelly y la correcta dirección de James Mangold.

Y en el último viaje de Logan nos encontramos con un Lobezno viejo, cansado, con las secuelas que sus largas batallas le dejaron a flor de piel. Admirado por quienes saben su historia y temido por quienes siguen conociendo sus garras. La historia del film, es políticamente correcta. Bien contada y con una excelente fotografía.

Logan esta hoy devastado por el paso del tiempo. Dedicado al cuidado de un senil anciano, quien en su época de gloria no fue más que el tutor y creador de los X-men, el grandísimo Charles Xavier ( un personaje enorme en esta cinta pero completamente olvidado y diferente al profesor que todos recordamos). En la actualidad ya nada se sabe de nacimientos mutantes. Aparentemente ese error de Dios dejo de ser noticia. Sin embargo y eh aquí el conflicto elegido por James Kelly, una niña con este extraño don (una mutante) aparece en la vida del héroe y este tendrá que sacar sus oxidadas garras por más de 2 hs 20 min para protegerla de algo muy parecido a un ejército armado liderado por Donald Pierce (Boyd Holbrook).

No tengo nada que agregar a lo que vi. Es una muy buena película, digna de Hoollywood, con una duración que ya mencione de unos 141 minutos, que se hicieron demasiado extensos para la simpleza de la trama. Sí, estoy de acuerdo en que Logan no es una película convencional de superhéroes. Vamos a encontrarnos en la pantalla con la vulnerabilidad del mítico personaje de Marvel. Con un guerrero retirado apaciguado por el alcohol y la melancolía de lo que alguna vez fue. Un Guepardo (para los latinos) que está más cerca de ser un amigo, un padre, un hijo. Que un aclamado hombre X.

Las actuaciones brillantes, la música bien, las referencias de  Western pudieron alcanzar un mejor vuelo, ya que Johnny Cash, el tinte opaco y el plano pausado no son suficientes para revivir el género.

Logan, no es una película de héroes, es un drama de acción llevado a cabo sobre la vida mal tratada de un personaje de Comic. No es un Niños del Hombre (como lei por ahí), un Termineitor ni se le parece por mucho a las anteriores películas de los mutantes de Xavier. Es una gran película si… pero me dejo pensando en lo que acotó mi colega de Noche Bastarda… Quien pensas que puede llegar a ser un buen Wolverine

Es imposible pensarlo hoy, lo que vimos hasta acá en la pantalla grande de los x-men no fue lo que todos queríamos ver. Pero la carnal interpretación de Jackman sobre el mutante de las garras de adamantium logró que cada vez que un cartel lo muestre corramos desesperados a verlo una vez más. Sin importar el sabor amargo de lo filmado anteriormente.

Me llevo esa nostalgia. Esa en la que esperé todo este tiempo ver a Logan en su traje amarillo con las orejeras negras largas. Enfrentando a  rivales como Leonidas, Misterio o Omega Red más dignos de él. Hubiese sido extraordinario ver a Hugh Jackman llevando a cabo esas batallas. Sin embargo me tuve que llenar las retinas viendo como poco a poco el mutante comenzó a apagarse. Llegando desde x-men 1 hasta Logan. Ojala Hugh vuelva. Ojala decida ser él, su propio reemplazante. Y nos deje viva aún esa esperanza de ver a Wolverine enfrentar esas guerras a las que otros x-men tanto temían librar…

Arriba