Estás acá
Portada > Reviews de Eventos > Show a beneficio de los inundados de Comodoro Rivadavia

Show a beneficio de los inundados de Comodoro Rivadavia

SHOW A BENEFICIO DE INUNDADOS DE COMODORO RIVADAVIA

ROCK SOLIDARIO CON MÚSICOS HISTÓRICOS Y PÚBLICO EN DEUDA

Una larga lista de solistas y bandas, varios de renombre, tocó el miércoles 3 en el Vorterix para recolectar alimentos no perecederos, ropa y productos útiles que fueron enviados a Comodoro Rivadavia para ayudar a las víctimas de la inundación. Sólo se cortaron seiscientos tickets, que fueron canjeados por la mercadería. La concurrencia no colmó las expectativas de la organización.

Eran las 23.20 y Vox Dei cerraba la noche con El Viejo de Pappo; minutos antes Claudio Gabis había liderado una extensa versión de Jugo De Tomate Frío, acompañado por otro histórico como el baterista Juan Rodríguez; y más temprano Claudia Puyó había cantado Despiértate Nena, A Dónde Está La Libertad y Post Crucificción. Bien podría haberse tratado de una postal del venidero B.A. Rock, que seguramente tendrá gran concurrencia, pero era parte del show benéfico que Guillermo Krassner organizó para ayudar a la gente de Comodoro Rivadavia.

Desde las 19.00, cuando Alejandro Lerner solo con su piano homenajeó a Pappo con Desconfío, a Luis Alberto Spinetta con Muchacha (Ojos De Papel) y a Sui Generis con Canción Para Mi Muerte habían pasado casi cuatro horas y media y una importante lista de bandas y músicos, como La Vieja Ruta, Vetamadre, Pegaso, Los Chevy Rockets, Jorge Araujo, los ex Redonditos de Ricota Tito Fargo y Walter Sidotti, Claudio Marciello, Gady Pampillón, Alambre González y J.A.F., entre otros.  Un show organizado por cualquier compañía de celulares en La Pampa y Figueroa Alcorta con menos de la mitad de los artistas presentes esa noche en el Vorterix hubiera juntado una multitud, sin embargo, en esta ocasión los tickets entregados fueron seiscientos.

“La mercadería que se juntó no fue mucha, esperaba un lleno total y al menos completar un camión”, se lamentó Guillermo Krassner, a cargo de la organización. “La producción del show y los músicos estuvieron en un buen nivel, puse mi mayor esfuerzo y no logré mucho, pero ya estoy armando otra cosa”, agregó. No siempre se tiene la chance de ver a tantos buenos artistas en una misma noche, y prácticamente gratis, pero quedó demostrado que el comportamiento del público a veces no tiene lógica.

No hubo pausa a lo largo del show, terminaba una banda y arrancaba otra, o había intercambio de integrantes, y mientras la música sonaba los plomos enrollaban cables y desarmaban instrumentos. Con un promedio de dos canciones por banda, otros clásicos que se escucharon fueron Esa Maldita Máquina de Matar a cargo del grupo de Marcos Lenn con Juan Rodríguez en batería;  Todo El Día Me Pregunto y Me Gusta Ese Tajo, con el exquisito aporte blusero de Daniel Raffo; y Suéltate Rock And Roll liderada por el ex La Torre Gady Pampillón.

También fue invitada Liliana Napolitano, la hermana de Pappo, que subió a saludar y a continuación sonó una versión de Malas Compañías, a cargo de Frans Banfield, Sebastián Bereciertúa y Zeta Yeyati en saxo. En una noche rockera por excelencia el color lo puso Beatrice Inferno,  el proyecto de Gastón Goncalves (bajista de Los Pericos), a base de ukelele.  Y Salta La Banca fue la que más hizo mover al público, que en ese momento tenía a varias adolescentes en primera fila. Musicalmente fue una noche muy interesante, con mucho compromiso arriba del escenario. La buena intención estuvo, lamentablemente no tuvo la respuesta que se merecía.

Fotos gentileza de Adrián Beneitez | Guille Krassner | M.E.L.

Adrián Benéitez
Adrián Benéitez
Docente en ETER Escuela de Comunicación
https://www.facebook.com/adrian.beneitez/

Nos interesa tu opinion. Dejanos tus comentarios.

Loading Facebook Comments ...
Arriba