Estás acá
Portada > Reviews de Eventos > Steve Vai en el Luna Park: Un cierre de Gira que dejó más que virtuosismo

Steve Vai en el Luna Park: Un cierre de Gira que dejó más que virtuosismo

 

El héroe de la guitarra Steve Vai cerró en el Luna Park el tour por el 25 aniversario de Passion & Warfare, su trabajo más exitoso, con un gran show instrumental y audiovisual, en el que tocó el disco completo y homenajeó a Brian May y a Frank Zappa.

Al ir a ver a virtuosos guitarristas como Steve Vai, Joe Satriani o Ingwie Malmsteen uno sabe con qué se va a encontrar musicalmente: velocidad, miles de notas, extensos solos, variedad de recursos en la ejecución, monotonía en algunos casos, con el músico de turno como figura y centro de atención.

En cambio, los tres King (B.B., Albert y Freddie) con una sola nota podían transmitir más que un virtuoso con muchas, y parecía que esos bluesmen cuanto más lento tocaban mejor sonaban. Sin embargo, no siempre se trata de blanco o negro, o de quién es mejor. La noche del Jueves 15 en el Luna Park Vai realizó una puesta en escena que resultó un muy buen complemento para lo musical, que sumados a su carisma e interacción con el público completaron un concierto de calidad.

Una  gran pantalla en el escenario más las laterales mostraron en la intro del show imágenes de Encrucijada, la película inspirada en el blusero Robert Johnson en la que Steve se bate a duelo de guitarras con Ralph Macchio. Pegada llegó la pesada Bad Horsie, cargada de wah wah y con Vai vestido con una capucha con lucecitas, al igual que las que resaltaban los puntos del mango de su guitarra.

Dos colegas suyos saludaron a Steve en distintos momentos de la noche a través de videos pregrabados. Durante el tema Answers fue el turno de Joe Satriani, o mejor dicho de varios Satrianis, porque a través del fundido de imágenes fueron pasando diferentes versiones de Joe: pelado, con su clásico gorrito negro, con anteojos, con máscaras de marciano, con pelucas, mientras tocaba un solo acompañado por la banda desde el escenario. Lo mismo sucedió con John Petrucci, que en The Audience Is Listening también se sumó a jammear.

Los tributos se realizaron con videos de sendas performances en vivo de hace varios años. El primer homenajeado fue Brian May, que en el show Guitar Legends realizado en 1992 en Sevilla presentó a un joven Vai con su gran cabellera batida, contrastante con su look actual, que ya deja ver algunos claros en su cabeza. Y el segundo fue Frank Zappa, con un cover del propio Frank, en cuya banda Steve inició su carrera profesional a los dieciocho años.

Sus largos dedos favorecen a Vai para digitar, aunque parece que el tipo no tocara solo con las manos sino con todo el cuerpo. Como es habitual en él, en la noche del Luna acompañó su sonido con mucha mímica, gesticuló con su rostro, hizo movimientos de ballet y mucho contacto visual con el público. Y ostentó de sus recursos, obviamente: tapping, uso y abuso de la palanca, punteos con la lengua, estirada de la sexta cuerda con los dientes, hizo “hablar” a su Ibañez como en Yankee Rose. Como toque de color, hasta amagó con Kiss the Prince, con bailecito incluido, antes del inicio de Liberty.

Además de velocidad también hubo sentimiento en Whispering a Prayer, Sisters y la épica For The Love Of God, cuyo clip oficial se proyectó en las pantallas, al igual que los de The Audience Is Listening y I Would Love To. Sólo faltaron las superguitarras, no estuvieron la multicolor que aparece en la tapa de Passion & Warfare ni las de doble y triple mango. Aunque eso es sólo un detalle. Que la banda estuviera a la altura del líder sí era importante, y lo estuvo: Dave Weiner en guitarra y teclados, Jeremy Colson en batería y especialmente el negro Philip Bynoe en bajo, con su sonido gordo y buenas dosis de slap en ciertos pasajes.

Tras un comienzo bien puntual, a las 21.00, poco más de dos horas después Steve terminó el show comprometido, sudando la camiseta, en el último tema bajó a tocar entre la gente, que le dio todo su cariño sin excederse. “No pude haber elegido un mejor lugar para finalizar este tour”, dijo como parte de su emotiva despedida, en la que recorrió el borde del escenario con las manos en plegaria y señalando a los tres sectores del estadio como agradecimiento. Luego de ese final, quedó la sensación de que no pasará mucho tiempo para que Vai y sus fans argentinos se vuelvan a encontrar.

Setlist: Bad Horsie, The Crying Machine, Gravity Storm, Whispering A Prayer; (Passion & Warfare) Liberty (homenaje a Brian May), Erotic Nightmares, The Animal, Answers, The Riddle, Ballerina 12/24, For The Love Of God, The Audience Is Listening, I Would Love To, Blue Powder, Greasy Kid’s Stuff, Alien Water Kiss, Sisters, Love Secrets; (bises) Stevie’s Spanking (cover de Zappa), Racing The World, Fire Garden Suite IV-Taurus Bulba.

 

 

Texto: Adrian Beneitez | Fotos: Elias Mendez

Adrián Benéitez
Adrián Benéitez
Docente en ETER Escuela de Comunicación
https://www.facebook.com/adrian.beneitez/
Arriba