Estás acá
Portada > Entrevistas > Tapones De Punta Festeja Sus Quince Años

Tapones De Punta Festeja Sus Quince Años

SEMBRARON “VIENTOS” Y RECOGEN SUS FRUTOS

Tapones de punta brass band es un grupo de diez integrantes cuyo concepto viene de las brass bands de New Orleans, ciudad que curiosamente aún no conocen. Su groove invita a bailar, algo que indefectiblemente “termina sucediendo” según cuenta Marcelo Lanouguere, uno de los saxofonistas. El jueves 10 festejan en La Tangente de Palermo, y Lanouguere habló sobre los quince años de la banda y sus mejores momentos. “Sonamos en radios de New Orleans, fue un mini sueño”, contó orgulloso.

-¿Cuál es el balance luego de tantos años?

-No somos conscientes del balance general como banda, hemos ido manteniendo vivo el proyecto. En perspectiva lo veo como un gran logro porque somos diez músicos. Como tantas otras bandas, Tapones… es independiente, fue un desafío de todos hacer crecer el proyecto, los discos, generar nuestras propias movidas, siempre fue el espíritu. Estamos con la cabeza puesta en seguir haciendo la música que nos gusta, somos una banda de amigos y disfrutamos mucho.

-¿Cómo será el show del 10?

-Va a tener mucha fuerza, vamos a ir recorriendo la música que hemos tocado en estos quince años, desde temas de nuestro primer disco, que fue grabado en vivo y en el que hay algunos clásicos para nosotros que se quedaron así, hasta otros de Buenísimo y Metamorfosis. También algo de música nueva que venimos tocando, va a haber invitados, y también está lo audiovisual, lo estamos cerrando como la frutilla de la noche. Esperamos que sea una verdadera fiesta.

-Facundo (Bainat, trompetista y guitarrista) dijo que F2 era una de las composiciones un tanto bisagra en la evolución de la banda, ¿tuvo un momento bisagra la banda en estos quince años?

-En quince años está plagada de momentos bisagra, es muy difícil separar los cambios que fuimos teniendo en nuestras vidas personales, momentos de crisis interna de los que pudimos salir adelante. Me cuesta encontrar uno solo, lo bueno de eso es que siempre como banda le encontramos la vuelta para mantenernos juntos, cuando uno se cansaba el otro tiraba. Hoy ya estamos  más grandes pero con las mismas ganas.

-Facundo también mencionó que En el agua les recordaba a Sly & the family Stone, ¿qué otras bandas ven reflejadas en Tapones de punta?

-Nos gustan Dirty Dozen, Power, The Meters; Funk como le gusta que es brasilera y tuvimos la suerte de que (Eduardo) Bid y Evaldo Luna, fundadores de esa banda, nos mezclaran Metamorfosis, nuestro último disco, en San Pablo. Los admiramos y en el primer disco que hicimos como 12 Monos hacíamos un tema de ellos.

-¿Cómo ven la movida de música negra en Buenos Aires?

-La veo muy vital, soy saxofonista y también amo el jazz, y cuando voy a tocar y a ver shows noto que en la mayoría de los lugares hay mucha gente. Hay un semillero muy grande de gente tocando música negra, sea jazz o funk, hay muchas movidas, jams, bandas que van creciendo en lo musical y en las convocatorias.

-¿Qué aporta de diferente Nathan (Lane, trombonista) por ser estadounidense?

-Es nuestro trombonista y también canta, le aporta a la banda toda su musicalidad y su onda, es un gran rapero en el free style, las composiciones nacen con un espacio para plantear eso y Nathan lo aprovecha de una manera hermosa. También tiene una mirada más práctica, nos aporta una frescura desde otro lugar y eso también está bueno.

-Por el estilo que hacen, ¿su principal objetivo en los shows es hacer bailar a la gente?

-No es un objetivo real, pero termina sucediendo, incluso a nosotros mismos. Ninguno de nosotros es un gran danzarín, pero la misma música te lleva a mover alguna parte del cuerpo, lo que se pueda.

-Cuando una banda es numerosa tiene ciertas desventajas como la incomodidad para trasladar los instrumentos, los escenarios pequeños, ¿qué es lo bueno de ser tantos?

-Es difícil la respuesta, Tapones está formado por diez músicos y siempre imagino a la banda con los que somos. Naturalmente fuimos encontrando amigos en el camino que decidieron sumarse a la aventura, somos los que somos y quién sabe si mañana seguiremos creciendo, pero con esta formación seguimos teniendo muchas opciones para escribir música. Y al formar una comunidad de amigos más allá de la música, las ventajas o desventajas quedan de lado.

-¿La convocatoria para tocar en el B.A. Rock fue uno de los mayores honores para la banda o han tenido logros superiores?

-Tocamos en la presentación del festival, fue lindo que nos convocaran. Pero a lo largo de estos años la presentación de Buenísimo (su primer disco de estudio) y de Metamorfosis (el segundo) fue en La Trastienda y estuvo llena, para nosotros fue muy importante. También pasamos por el Konex con una movida de funk (Funk’s not dead) para mucha gente; estuvimos tres veces en festivales en Mercedes, Uruguay, donde nos trataron muy bien; en Paraná y Rosario lo mismo, cuando salimos de gira es muy buena la recepción de lo que hacemos. Como gran logro considero además que Buenísimo fue adoptado por mucha gente, en youtube tiene medio millón de reproducciones y estoy muy agradecido por tratarse de un disco instrumental.

-¿Han podido ir a New Orleans o está entre sus objetivos conocer una ciudad tan emblemática?

-No hemos podido ir, ojalá que en algún momento de la vida se nos dé. El año pasado sonamos en radios de allá y nos enorgulleció mucho, fue un mini sueño.

-Sebastián (Ayala, baterista) contó que Tapones de punta nació porque necesitaban dinero “para darle de comer a 12 monos” (su banda de origen). De acuerdo con la situación actual, ¿se puede ganar dinero o tocan básicamente por placer?

-Es un arte tratar de generar dinero para tantos, porque somos nosotros diez pero tenemos un equipo de gente y tratamos de que siga creciendo con nosotros. Nos la rebuscamos para que la banda siga generando sus movidas e ir afrontando la logística de hacer un disco y de las fechas. Podemos hacer eso e ir creciendo de a poco.

-Pensando en el nombre de la banda, ¿alguno de sus integrantes es fanático del fútbol?

-No tenemos ningún fanático del fútbol. Podemos hacer algún picadito, algo que a mí me gusta, pero el nombre plasma lo que somos en vivo, un patadón de energía al pecho.

“Fue óptimo hacer la mezcla para Tapones de punta. La banda tiene calidad y swing, que en mi opinión es fundamental para el tipo de música que tocan. Fue una muy buena sorpresa, no los conocíamos, y nuestros amigos tampoco. Cuando los escuchaban preguntaban si eran argentinos” (Evaldo Luna).

Adrián Benéitez
Adrián Benéitez
Docente en ETER Escuela de Comunicación
https://www.facebook.com/adrian.beneitez/

Nos interesa tu opinion. Dejanos tus comentarios.

Loading Facebook Comments ...
Arriba